No tiene mucho sentido gastar un buen dinero en unos monitores de estudio profesionales para instalarlos de forma incorrecta, ¿verdad?. Sin embargo, muchas personas hacen exactamente esto en sus espacios destinados al sonido. No se dan cuenta que un detalle aparentemente tan pequeño como la ubicación del monitor puede tener un impacto negativo en la acústica.


Unos monitores ubicados en una posición errónea pueden incrementar los modos resonantes, es decir pueden aparecer enormes picos y valles en la respuesta en frecuencia del recinto. Por tanto, para conseguir un buen sonido no solo es necesario comprar unos buenos monitores y elementos para el acondicionamiento acústico, sino que además se deben instalar los monitores de forma adecuada.


Para ayudarte a no cometer este frecuente error, he creado este artículo.


Índice de contenidos


Trucos, tips y consejos

¿Cómo colocar tus monitores correctamente?. Los home studios suelen ser habitaciones pequeñas donde cualquier pequeño cambio puede variar la percepción del rango de frecuencias y la imagen estéreo. Ten muy en cuenta estos consejos en la colocación de tus monitores de estudio. Sigue los puntos de esta guía paso a paso:


 

1. ¿Dónde colocar los monitores de estudio?

¿En qué parte de la habitación se han de ubicar los monitores de campo cercano?


La mejor solución, generalmente, es apuntar los monitores a la pared más alejada de ellos. De esta forma, aprovechamos el campo acústico y minimizamos la primeras reflexiones en las paredes laterales que en cualquier otra posición. Será necesario instalar paneles absorbentes en la pared trasera y paredes laterales.


 

2. Posición del punto de escucha

Sigue la recomendación de la regla del 38% de Mitch Gallagher y Jeff Cooper. Mide el largo de la sala, escoge un asiento cómodo y posiciona tu punto de escucha donde se encuentra el 38% de esa medida. Esta zona también es conocida como "sweet spot" o punto dulce de la sala.


A continuación, siéntate en la posición media entre altavoces formando un triángulo equilátero (todos sus lados iguales) entre los monitores y tu cabeza, y apunta los tweeters de forma directa a tus oídos. Esta es la archiconocida regla del triángulo equilátero que seguramente habrás escuchado en alguna ocasión.


Un truco para mejorar la imagen sonora es situar el punto focal de los monitores (punto al que ”apuntan”) ligeramente por detrás del punto de escucha (unos 50cm)


 

3. Simetría

Para mantener una imagen estéreo simétrica es fundamental mantener unas mismas distancias de los monitores con respecto a sus paredes. Los materiales absorbentes instalados en paredes laterales deben tener las mismas propiedades para mantener dicha simetría.


Por ejemplo, si el monitor derecho se encuentra a 50cm de la pared trasera y 1,50m de la pared lateral, ubica el altavoz izquierdo de la misma manera.


 

4. Distancia de monitores con pared trasera

Es aconsejable dejar un espacio de separación entre tus monitores y la pared trasera. La directividad de los altavoces emiten el sonido hacia esta pared, donde se produce una reflexión y vuelve al punto de escucha. El problema aparece cuando este sonido reflejado se combina con nuestro sonido directo (además se produce unos mili-segundos más tarde). Si las frecuencias entran en fase se amplifican frecuencias y si entra en desfase se atenúan.


En estudios profesionales, solemos instalar los monitores empotrados en las paredes absorbiendo así las reflexiones traseras. Pero en un home studio, esta solución normalmente no es posible por problemas de espacio además de costosa. Lo que haremos será dejar la máxima distancia que nos permita la habitación, normalmente entre los 30-60 cm, con respecto a la pared de detrás. Esto no solucionará el problema pero lo reducirá un poco. Instala también paneles absorbentes en dicha pared evitando dichas reflexiones y trampas de graves en las esquinas para ayudar a minimizar los efectos comentados.


Recomiendo elegir un monitor que tenga el bass reflex en su parte delantera, sobretodo en habitaciones pequeñas donde no es posible alejarnos tanto de las paredes.


 

5. Altura de los altavoces

Mide la altura libre de la habitación. Asegúrate que los monitores están ligeramente por encima o ligeramente por debajo del punto medio entre el suelo y el techo. Recuerda siempre que los tweeter deben apuntar a tus oídos según el punto de escucha definido anteriormente.


 

6. Desacoplamiento los monitores

Independientemente del soporte de los monitores, estos deben ir desacoplados. Lograremos reducir las vibraciones o el "comb filtering" que pueden producir los monitores de campo cercano en nuestra habitación.


 

7. Verificar la correcta posición

Si has seguido los consejos paso a paso, solo queda verificar distancias. Prepara un metro, papel y bolígrafo y anota las siguientes distancias:


  • Altura de los monitores (suelo-monitor y suelo-techo)
  • Distancia de los monitores a las paredes laterales. Asegúrate que esta medida ni es igual ni es un múltiplo exacto de las dos alturas anteriores (suelo-monitor, suelo-techo). En el caso de que así sea, realiza los ajustes hasta conseguir esta diferencia.
  • Distancia de los monitores a la pared del fondo (detrás de los monitores). Debe ser diferentes a la distancia de la paredes laterales.